¡Feliz cumpleaños Gabriel!

Querido hijo:

Hoy es 24 de marzo. Hace 3 años que gracias a ti nos convertimos en papás y nos hiciste muy muy felices.

No puedo describir lo que sentí cuando te tuve en mis brazos. Solo se que te necesité y que tú me necesitabas a mi, a nosotros. Que eras la personita que habíamos esperado demasiado tiempo, y ahí estabas, con tus ojitos abiertos, con 4.385 gramos de peso, gordito, con tu pelo negro, haciendo pucheritos y en ese momento, pensé lo afortunada que era.

945509_10200325761480878_1764911148_n

Hoy cumples 3 años y eres el hermano mayor. Eres un niño cariñoso, que hablas mucho, que te distraes jugando solito, que cada vez te gusta más compartir juegos y risas con tu hermano Leo, que eres muy creativo y muy familiar. Que te gusta Pocoyó, Tom&Jerry, los lacasitos, el cuento del globo rojo, Jelly Jamm, contar y cantar en inglés, pintar y la leche con nesquik. Y ya se que en tu fiesta no habrá globos, porque todavía te asustan y no te gustan nada de nada.

gabriel1

Dicen que te pareces a papá en la forma de los ojos, otro dicen que te pareces a mamá, y yo digo que te pareces a ti mismo, que eres único y que lo que quiere mamá es que seas siempre una buena persona, que te preocupes por ti y por los que quieres.

Felicidades cariño. Mamá y Papá te queremos hasta el infinito y más allá.

gabriel2

Adiós 2015

Lo se, llevo varias semanas sin pasarme por aquí todo lo que me gustaría. Surgen cada día prioridades que necesito afrontar, y cuando tengo un ratito prefiero quedarme en el sofá observando como juegan mis hijos, como se miran entre ellos, leyéndoles un cuento, que ponerme delante del ordenador, y cuando ellos se acuestan, estoy tan cansada, que prefiero estirarme en el sofá con mi marido, hablar de nuestras cosas y descansar.

Ya casi termina 2015, un año con más luces que sombras, la realidad.

Mañana Nochevieja…La última noche del año, no me suele gustar. Un año que pasa, y otro por delante. Siempre me invade cierta melancolía y os confieso, algo de miedo. Miedo a que algo pase, y de repente, todo cambie y de un giro 360º en mi vida, nuestra vida. Porque un año pasa rápido, pero pasan tantas cosas, y muchas de ellas, por suerte o por desgracia, no las podemos controlar.

Pero bueno, hay que mirar hacia adelante, avanzar y sentir que todo lo bueno está por llegar y algo malo también habrá, pero con cariño y amor (que tengo y tendré), seguro que todo saldrá, y saldrá bien.

Volviendo atrás, este 2015 ha dejado patente en nuestra vida, que si puedes con un hijo, puedes con dos, que ser cuatro mola, y que tengo la mejor familia que podría tener.

Mosaico

Leo ha pasado de ser un bebé minúsculo a un niño de 1 año, con 8 dientes, que ya empieza a dar sus primeros pasitos, que baila, que dice mamá y papá, además de tatatata, que empieza a quejarse cuando su hermano le quita cosas de la mano, y cuando quiere algo, señala con su dedito diminuto.

Gabriel, ha pasado de ser un niño con pañal, que chapurreaba, a llevar calzoncillos de estrellas y cochecitos de Pocoyó, hablar por los codos, pronunciar casi perfecto en inglés, beber leche con “palito” (pajita), ir al cole por primera vez, tener su primer amigo (se llama Jose), vivir la Navidad a tope, y ponerse malito muchas muchas veces.

Yo he vuelto al trabajo tras mi baja de maternidad, con algunos cambios, nueva oficina, nuevos compañeros, nuevo horario y nuevos proyectos.

Necesito un poco de tiempo, para poner en orden mis ideas y volver al blog, con las pilas cargadas. Pero si queréis podéis seguir nuestras aventuras por Instagram (@elbotedelosdeseos).

Un beso y feliz 2016.

Primeros meses de guardería

¡Buenos días!

Me lo habían contado, me habían avisado, me recomendaron que me esperara un año más, pero la verdad cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia. Ya no hablo del primer año de guarde, sino de los primeros meses.

Captura de pantalla 2015-11-03 a las 15.21.25

Nos planteamos llevar a Gabriel cuando tenía un año y medio a la guardería. Mi pediatra nos lo desaconsejó y la verdad, nos convenció bastante. En este post, podéis leer nuestra experiencia y el motivo por el que decidimos aplazarlo un año más.

Este año,  ya pensamos que era el momento. Gabriel tendría 2 años y medio, y bueno, era más fuerte, con más defensas, bla, bla, bla, bla… Pero desde el día 4 de septiembre solo ha ido al cole unos 20 días, y no hablo de días seguidos.

Recaída garganta, bronquitis, gastroenteritis, mocos, garganta, laringitis, garganta, mocos, fiebre, mocos, fiebre, garganta… y así una espiral mocosa imparable. Y como consecuencia Leo también lo ha pillado casi todo.

La gente me comenta que es normal, pero el otro día en el cole me dijeron que era uno de los niños que más faltaba… Lo puedo interpretar de dos manera:

– Una. Los niños van al cole con dosis de apiretal y dalsy pendiente de dar por la profe, porque sus papás no tienen otra que llevarlo.

– Dos. Mi niño es flojo, debilucho y lo pilla todo.

Así es que, entiendo que será una mezcla de las dos cosas: niños sin recuperarse en el cole, y mi hijo, que cuando va es porque está bastante recuperado, porque tengo la suerte de tener a unos padres 10, que pueden tenerlo en casa.

La verdad es que siento tristeza, porque lo veo flojucho, porque lo pasa mal, y nosotros con él y porque su hermano se llena de virus también cada dos por tres.

Lo bueno, es que siempre aprendes algo de las nuevas situaciones: que ahora ya si que si, no planifico nada. Vivo el día a día con los niños, porque no se como estará mañana o pasado o al otro.

Así es que, confirmo que mi segunda residencia es el pediatra, y que soy una mamá sufridora a tope (imagino que como todas).

Paciencia, me dicen… Pues eso, paciencia.

Pasad una buena semana.

Mamá, teno pipi

Buenos días.

Durante nuestras vacaciones de agosto, decidimos quitarle el pañal a Gabriel. La pediatra nos lo comentó en Julio, pero pensamos esperar hasta agosto, para liberar a mis padres de estar pendiente del pañal de Gabriel, ya que tenían en casa a todos mis sobrinos.

Confieso que era algo que se me hacía cuesta arriba. Había escuchado a papás comentar que se había enclaustrado en casa durante todo un fin de semana o algunos días, para tratar de conseguir avances, y la verdad es que pensaba: vacaciones, metidos en casa, con otro bebé que ya quiere estar más en el suelo que en brazos, pendiente de escapes de pipí, de carreras al orinal en el baño, etc, y buff, demasiada tela que cortar.

orinal

Ahora, casi un mes después, reconozco que ha sido mejor de lo pensaba. Pero veo que es algo que suele ocurrir con este tema. Nos agobiamos antes de tiempo con el pipi y caca, porque pensamos que es un gran cambio para ellos, pero en realidad es un cambio de chip para nosotros.

Ayer leía a Teresa de De lunares y naranjas, y vi que a ella le había pasado un poco lo mismo que a mi, y seguro que a muchos papás también.

Os comento algunas cosas que hicimos, que nos fueron bien, y otras que hicimos que a la larga, hemos visto, que no sirven de mucho.

1. SI. Quitarle el pañal al levantarse, y no ponérselo de nuevo hasta por la noche. Nada de pañal en la siesta.

2. SI. Comprar varios calzoncillos. Yo compré unos packs de zara, unos con unas estrellas y otros con anclas. Gabriel al calzoncillo lo llama “Estrella 1” porque tiene una estrella con el número 1 en la parte delantera.

3. SI. Inventar una frase motivadora cada vez que haga pipi. Gabriel es muy fan de Pocoyó y en sus capítulos se repite la frase: “Bien hecho, Pocoyó”. Él, cuando termina un puzzle en el ipad, o recoge los juguetes siempre dice: “Bien hechoooo”. Así es, cada vez que hacía pipi en el orinal, le decíamos: “Bien hecho, pipi”, y él super contento.

4. NO. Tenerlo en el orinal hasta que haga pipi. Los primeros días, lo dejábamos en el orinal hasta que hacía pipi. Hemos llegado a estar con él casi 30 minutos, él sentadito en el orinal y yo en el suelo del baño. ERROR! He de reconocer que es un bendito, porque estar ahí sentado tanto rato, no lo aguanto ni yo, pero nos dimos cuenta, que eso hacía que no nos pidiera pipi, y él tenía que aprender a pedirlo, y nosotros a detectar señales que nos decían que posiblemente quería hacer pipi. Ahora ya lo pide.

5. SI Y NO. El orinal. Nuestra experiencia es que para los primeros días, si. Pero ahora mismo, Gabriel ya hace pipi en el water de pie, y la verdad es que mucho mejor. La caca si que la hace en el orinal de momento.

6. NO. Nada de quedarse en casa. Yo también pensaba que salir era un agobio, pero es cierto, que Gabriel no se ha hecho pipi encima fuera de casa y ha aguantado perfectamente hasta llegar a casa.

7. CASI SIEMPRE que le preguntamos a Gabriel: ¿Tienes pipi?, nos dice que no: “No queres”. Está claro, que a veces no quiere, pero otras si, y dice que no. La pediatra nos comentó que casi todos los ñiños decían que no.

Respecto a la caca, nos está costando un poco más. Nos pide caca, pero cuando ya se ha hecho encima. Ayer en la guarde, la seño nos dijo que lo había pedido y había hecho en el water (por primera vez). Así es que genial.

Algo que he aprendido y estoy aprendiendo con la maternidad, es que no hay que agobiarse antes de tiempo, y que los niños son imprevisibles y nos sorprenden cada día. Espero que os haya servido el post y nuestra experiencia como papás primerizos.

Al menos, hoy en Valencia ha salido el sol, y vuelve el calorcito, así es que a disfrutar de lo que queda de semana.

Besos.

Lo que he descubierto en Agosto

Hola a todos. Volvemos al blog de nuevo, después de un mes trabajando y disfrutando de unos días de vacaciones.

Ha sido nuestro primer verano siendo cuatro en casa. Nuestra primera semana se tradujo en paseos sin prisas, visitas a Ikea, detalles de última hora, no madrugar, comer fuera, descansar, disfrutar a tope de los nenes y de nosotros dos.

La segunda semana, nos fuimos unos días a un hotel cerca de Alicante. Una experiencia muy chula con los dos peques. Poca playa, pero muchos baños de sol, bailes, helados, y algo de fiebre y mocos. Como veis nos ha dado tiempo a todo.

IMG_9912

Pero este mes me ha servido, más que para descubrir, para redescubrir cosas:

1. Que Gabriel es un bailongo de cuidado. Ahí estaba él dándolo todo en la pista de baile. No hacía mucho nada de caso a los animadores, pero él a su marcha y a su manera hacía los pasos y ahora nos canta las canciones.

2. Que Leo es un bendito. Aguantando en el carro horas y horas, mientras estábamos en la piscina, tomando café, charlando en la terraza. Y a pesar de los cambios en su rutina diaria, ha dormido igual de bien.

3. Que la operación pañal no es tan dramática como pensaba. Tengo pendiente escribir un post “Adiós pañal” donde os cuente mi experiencia, por si os puede servir.

4. Que mi marido es el mejor marido y padre del mundo. Paciente, cariñoso, detallista, padrazo, amoroso… Yo se lo digo siempre: Cada verano, me enamoro más de ti. Y esto no podía ser distinto.

5. Que no hace falta un “superviaje” para disfrutar de una buenas vacaciones. Nosotros nos hemos ido cerca, y ha sido un verano muy bonito, con experiencias que se quedarán en nuestras retinas y recuerdos.

6. Que mi familia es lo mejor del mundo. Mis padres, mis sobrinos, mis hermanas… Lo que me ayudan mis padres en todo, me animan. Tenerlos ahí, me aporta una seguridad tremenda.

7. Que mañana Gabriel empieza la guarde y yo estoy desde hace meses con el corazón encogido. Ayyy, decidme trucos para superar ese momento…

8. Que es verdad que en Septiembre quieres aprender cosas nuevas, empezar nuevos proyectos. De momento, he aprovechado el descuento del 15% de Hello Creatividad! y me he inscrito al curso de Caligrafía inglesa. Me apetece mucho. De momento, he escrito el nombre de mis nenes en un papel, con mi letra actual y quiero cuando termine el curso, ver mis avances y como soy capaz de escribir de nuevo sus nombres con ese toque british tan elegante y chulo.

9. Que cumplir años mola. Y este mes cumplo años, y lo celebro con una fiesta americana que ya os iré contando y enseñando por Instagram.

10. Que la vida son dos días. Que hay que disfrutarla a tope. Que hay que tomarse las cosas según la importancia que tengan, ni más ni menos, que hay que aprovechar cada momento que vivimos con nuestra pareja, hijos, familia, porque ese momento no se repetirá de la misma manera nunca más. Hay historias que he leído este verano que me han impactado mucho, muy dolorosas y realmente debemos aprender a mirarnos y ser conscientes de lo que tenemos, que seguro que es mucho más de lo que podamos imaginar.

Espero que hayáis tenido una feliz vuelta. Os espero por aquí. ¡Muacs!

 

Hey Brother!

Holaaaa!! Ya estamos de vuelta en el blog, con nuevas ideas, nuevos momentos que quiero compartir, marcas bonitas que he descubierto y que me encantaría contaros, y muchas cosas más que espero estéis ahí para verlo y leerlo.

El título del post ya lo dice todo. Me encanta ver a mis dos peques juntos. Ahora que Leo tiene 6 meses, Gabriel interactúa más con él. Se acerca más veces a él, le enseña juguetes para que los coja (también le quita alguno que otro), se ríe cuando Leo le toca la cara, o la mano, le llama tete Leo, le da besos, y a mi me da una alegría inmensa ver que están tan bien juntos. Supongo que con el tiempo, y  cuando Leo sea más mayor, empezarán las disputas por casi todo, y también supongo que no podrán estar el uno sin el otro, pero ahora quiero disfrutar de esos momentos tan bonitos, que he captado y que me encantan.

gabrielyleo2

gyl1

gyl3En estas fotos, Gabriel lloraba porque nos pedía un chupachups. Como veis Leo es ajeno a este tipo de rabietas (él tiene las rabietas del hambre, que digo yo), y no le importaba en absoluto probar el chupachups. La última imagen me chifla, Gabriel apoyando la cabeza en la de su hermano, y Leo a lo suyo, con actitud positiva, como debe ser.

En fin, un momento de los dos que me encanta.

Por cierto, Leo y Gabriel llevan camiseta y polo de Zara, y culottes de Mi morenita en color mostaza que son una monada.

Y vosotros, ¿qué tal se llevan vuestro peques? Espero me contéis. Un beso.

Muacs!

6 días con Leo

Hoy os enseño unas fotos especiales. Son de la sesión Recién nacido que hicimos a Leo a los 6 días de nacer. Con Gabriel me quedé con ganas de unas fotos así, pero con Leo tenía claro que quería tenerlas si o si.

Conocí a Bea Pastor navegando por Internet. Busqué profesionales que hicieran este tipo de sesiones y que fueran de Valencia o alrededores. Y me topé con ella, y con sus fotos bonitas de su web. Me quedé enamorada de su estilo, su gusto, y no dejaba de imaginarme a mi nene fotografiado así cuando naciera.

Cuando la conocimos todavía nos gustó más, y supimos que habíamos hecho la elección correcta. Es un encanto. Se nota que ama su trabajo y sabe muy bien lo que hace y como hacerlo.

Leo se adelantó casi 3 semanas y cuando hablé con ella para decirle que había un pequeño cambio de planes, enseguida nos buscó un hueco para poder hacer la sesión. Bea tuvo mucha paciencia con Leo, porque tardó en dormirse, lo acunaba, lo acariciaba, hasta que se durmió y ya pudo trabajar bien.

Aquí podéis ver algunas de mis fotos favoritas de la sesión. También está Gabriel y la verdad es que me hizo mucha ilusión verlos juntos. Dos de las fotos de Leo, las elegimos para regalar como detalle en el Bautizo de Leo, y han gustado un montón. ¿Adivináis cuáles?

Leo1

Leo2

Leo3

Leo4

Leo5

¿Qué os han parecido? Yo me emociono cada vez que las miro, y ya tienen un lugar especial en nuestra casa.

Feliz semanita a todos. Muacs!

Bautizo de Leo y cumpleaños de Gabriel

Después de días de fiesta, volvemos a la rutina, con un post muy especial.

Ya os conté en este post,que debido a unos virus malos malísimos tuvimos que cancelar el bautizo de Leo y cumple de Gabriel. El día que elegimos para celebrarlo fue este sábado 11 de Abril. Gabriel cumplió 2 añitos el 24 de marzo y al plantearlos la fecha del 21 de Marzo, pensamos que podría ser buena idea hacer una celebración doble (Bautizo y Cumple). Al retrasarse un poco la fecha, decidimos mantener ambas cosas.

Además de las celebraciones, ha sido un fin de semana especial porque ese mismo sábado, Sergio y yo hacía 23 años que estamos juntos, y ayer celebramos nuestro 13 aniversario de boda… ¡Cómo pasa el tiempo!

El lugar de la celebración del Bautizo-Cumple fue El Huerto de Santa María en el Puig…¿Y sabéis qué? Que allí nos casamos hace 13 años también!!!. El espacio elegido fue Las Barracas, un lugar muy típico y bonito, por dentro y por fuera.

BLCG10

Desde hace tiempo tenía claro que quería la temática de ratoncitos. Un superratón y un ratoncito chiquitín recién llegado a casa. Por lo tanto, todo giraba en torno a ratones: el photocall lleno de orejitas, rabitos y pajaritas de ratón y una Candy Bar que simulaba un buffet de quesos. Diseñé la creatividad en negro, imitando la pizarra y el color celeste, donde los ratones eran protagonistas.

cartelmesitacandybarA4

cartel50x70principal2

Madera, aire rústico, romero. Elegí las chuches para que parecieran quesos, arándanos, uvas y rosquilletas. Nubes blancas, verdes, gominolas rojas, nubes con trocitos, bolitas de chocolate blanco, barquillos… Todo le daba un aire muy acertado.

Como no pude montar el día anterior (porque había un evento), hablé con Rosanna de Cosas con Encanto. Le transmití lo que quería y como lo quería. Nos washapeamos enviándonos ideas, bocetos, más ideas… Con mis recipientes, cake stand, maderas para servir quesos que tenía y algunos detalles que Rosanna aportó, la mesa quedó de lo más resultona y bonita, justo lo que quería. Los invitados estaban encantados, no dejaron de hacerse fotos, les gustó muchísimo la idea y he de decir que no tardaron en hincarle el diente a los quesos (quiero decir,a las chuches).

BLCG2

BLCG5

BLCG6BLCG3

BLCG4

BLCG8

Cerca de la Candy Bar había una zona de photocall (perdonadme, pero no tengo fotos), con objetos divertidos para el photocall, unas pizzaras en forma de bocadillos y flecha que compré en Oui Oui detalles, unas tarjetitas para que los invitados dejaran mensajes bonitos para Leo y Gabriel, un globo con el número 2 de Hascot Kids y mi cámara instax para inmortalizar el momento más ratonil.

cartelA3photocall

Leo lloró durante todo el bautizo, llovió justo cuando terminó la ceremonia, y tuvimos que hacer el aperitivo dentro de la barraca en lugar de fuera, pero todo valió la pena. Leo llevó el trajecito de cristianar de mis sobrinos, y lo cambiamos en el convite por un precioso conjuntito de Monreve, igual que el que llevaba Gabriel. Ainhoa os lo enseñó en su facebook. ¡Estaban requetemonos!

conjuntosmonreve

Ha sido un post largo, pero no quería dejarme nada. Espero que os haya gustado todo lo que preparamos para que ese día fuera muy muy especial. Feliz semana. Muacs.

Santas Pascuas

Aquí estamos de nuevo. Os pido disculpas por no haberme pasado por aquí. Pero ya volvemos, con mucha más fuerza. Y para recuperar el tiempo perdido (o ganado), os cuento lo que ha pasado en nuestras vidas estos días, que no han sido pocas cosas.

Los virus invadieron nuestro hogar después del último post, y la verdad es que hemos estado algo desconectados, tratando de eliminarlos y después intentando coger fuerzas. Debido a estos virus malos malísimos, tuvimos que aplazar el bautizo de Leo y cumple de Gabriel, previsto para el 21 de marzo. Lo celebramos este sábado, así es que os iré contando cositas. Será en este precioso lugar.

pascua5

Gabriel cumplió 2 años… ¡Qué rápido pasa el tiempo!… Si parece que fue ayer cuando lo tuve en mis brazos por primera vez… Snif!

pascua7

He vuelto al trabajo después de mi baja maternal. Madre mía, lo que echo de menos a mis pequeños, pero se que están en las mejores manos del mundo #benditosabuelos.

pascua8

Leo ya tiene 4 meses…

pascua3

Hemos disfrutado de estos días pascueros, viendo a mamá pata y sus patitos, tomando una paellita en La Albufera, disfrutando de paseos junto al mar y tomando pan quemao y monas de pascua… ¿Qué más se puede pedir?

DCIM100MEDIA

pascua1

pascua4

Espero que hayáis disfrutado de estos días tanto como nosotros. Un besote y nos seguimos viendo por aquí. Muacs!

Papá

Esa fue la primera palabra que dijo Gabriel. Días después dijo Mamá… Y no me sorprendió que dijera Papá. Porque su papá es de 10.

Cuando conocí a Sergio sabía que iba a ser un compañero estupendo: siempre atento, detallista, educado, delicado, respetuoso, divertido, buen conversador y lo más importante, que me quería tal y como era.

Con los años, también pensé que iba a ser un padre espectacular. Y así ha sido. Gabriel lo adora. Cuando llega a casa sale corriendo y lo abraza. Se tiran en el suelo como dos niños y juegan. Sergio le da volteretas y le hace cosquillas y Gabriel se parte de risa. Acabamos todos riéndonos, porque ¿hay algo más contagioso que la risa de un niño?

pap

pap2

Desde los últimos meses de mi embarazo, Sergio baña a Gabriel, le ha enseñado muchas cosas: dónde están las orejas de Gabriel, dónde están los pies, y la nariz??? Ya no usa silla en la bañera, se tumba boca abajo y hace como si nadara, colabora para que su papá pueda enjabonarlo bien, guarda los juguetes cuando le toca salir de la bañera, en fin, que se lo pasan pipa los dos.

Su papá lo acuesta… Dale un mua a mamá, viene, me da un mua y va directo con su padre para que lo lleve a su habitación. Su papá lo lleva a natación y se baña con él.

la foto 3

la foto 1

Y Leo… Leo se ríe con él, y seguro que pronto empezarán a compartir momentos juntos.

la foto 4

la foto 2

Este post es un homenaje a mi marido, mi persona favorita, y papá de mis dos preciosuras.

¡Feliz día del padre amor!