Mamá, teno pipi

Buenos días.

Durante nuestras vacaciones de agosto, decidimos quitarle el pañal a Gabriel. La pediatra nos lo comentó en Julio, pero pensamos esperar hasta agosto, para liberar a mis padres de estar pendiente del pañal de Gabriel, ya que tenían en casa a todos mis sobrinos.

Confieso que era algo que se me hacía cuesta arriba. Había escuchado a papás comentar que se había enclaustrado en casa durante todo un fin de semana o algunos días, para tratar de conseguir avances, y la verdad es que pensaba: vacaciones, metidos en casa, con otro bebé que ya quiere estar más en el suelo que en brazos, pendiente de escapes de pipí, de carreras al orinal en el baño, etc, y buff, demasiada tela que cortar.

orinal

Ahora, casi un mes después, reconozco que ha sido mejor de lo pensaba. Pero veo que es algo que suele ocurrir con este tema. Nos agobiamos antes de tiempo con el pipi y caca, porque pensamos que es un gran cambio para ellos, pero en realidad es un cambio de chip para nosotros.

Ayer leía a Teresa de De lunares y naranjas, y vi que a ella le había pasado un poco lo mismo que a mi, y seguro que a muchos papás también.

Os comento algunas cosas que hicimos, que nos fueron bien, y otras que hicimos que a la larga, hemos visto, que no sirven de mucho.

1. SI. Quitarle el pañal al levantarse, y no ponérselo de nuevo hasta por la noche. Nada de pañal en la siesta.

2. SI. Comprar varios calzoncillos. Yo compré unos packs de zara, unos con unas estrellas y otros con anclas. Gabriel al calzoncillo lo llama “Estrella 1” porque tiene una estrella con el número 1 en la parte delantera.

3. SI. Inventar una frase motivadora cada vez que haga pipi. Gabriel es muy fan de Pocoyó y en sus capítulos se repite la frase: “Bien hecho, Pocoyó”. Él, cuando termina un puzzle en el ipad, o recoge los juguetes siempre dice: “Bien hechoooo”. Así es, cada vez que hacía pipi en el orinal, le decíamos: “Bien hecho, pipi”, y él super contento.

4. NO. Tenerlo en el orinal hasta que haga pipi. Los primeros días, lo dejábamos en el orinal hasta que hacía pipi. Hemos llegado a estar con él casi 30 minutos, él sentadito en el orinal y yo en el suelo del baño. ERROR! He de reconocer que es un bendito, porque estar ahí sentado tanto rato, no lo aguanto ni yo, pero nos dimos cuenta, que eso hacía que no nos pidiera pipi, y él tenía que aprender a pedirlo, y nosotros a detectar señales que nos decían que posiblemente quería hacer pipi. Ahora ya lo pide.

5. SI Y NO. El orinal. Nuestra experiencia es que para los primeros días, si. Pero ahora mismo, Gabriel ya hace pipi en el water de pie, y la verdad es que mucho mejor. La caca si que la hace en el orinal de momento.

6. NO. Nada de quedarse en casa. Yo también pensaba que salir era un agobio, pero es cierto, que Gabriel no se ha hecho pipi encima fuera de casa y ha aguantado perfectamente hasta llegar a casa.

7. CASI SIEMPRE que le preguntamos a Gabriel: ¿Tienes pipi?, nos dice que no: “No queres”. Está claro, que a veces no quiere, pero otras si, y dice que no. La pediatra nos comentó que casi todos los ñiños decían que no.

Respecto a la caca, nos está costando un poco más. Nos pide caca, pero cuando ya se ha hecho encima. Ayer en la guarde, la seño nos dijo que lo había pedido y había hecho en el water (por primera vez). Así es que genial.

Algo que he aprendido y estoy aprendiendo con la maternidad, es que no hay que agobiarse antes de tiempo, y que los niños son imprevisibles y nos sorprenden cada día. Espero que os haya servido el post y nuestra experiencia como papás primerizos.

Al menos, hoy en Valencia ha salido el sol, y vuelve el calorcito, así es que a disfrutar de lo que queda de semana.

Besos.

Lo que he descubierto en Agosto

Hola a todos. Volvemos al blog de nuevo, después de un mes trabajando y disfrutando de unos días de vacaciones.

Ha sido nuestro primer verano siendo cuatro en casa. Nuestra primera semana se tradujo en paseos sin prisas, visitas a Ikea, detalles de última hora, no madrugar, comer fuera, descansar, disfrutar a tope de los nenes y de nosotros dos.

La segunda semana, nos fuimos unos días a un hotel cerca de Alicante. Una experiencia muy chula con los dos peques. Poca playa, pero muchos baños de sol, bailes, helados, y algo de fiebre y mocos. Como veis nos ha dado tiempo a todo.

IMG_9912

Pero este mes me ha servido, más que para descubrir, para redescubrir cosas:

1. Que Gabriel es un bailongo de cuidado. Ahí estaba él dándolo todo en la pista de baile. No hacía mucho nada de caso a los animadores, pero él a su marcha y a su manera hacía los pasos y ahora nos canta las canciones.

2. Que Leo es un bendito. Aguantando en el carro horas y horas, mientras estábamos en la piscina, tomando café, charlando en la terraza. Y a pesar de los cambios en su rutina diaria, ha dormido igual de bien.

3. Que la operación pañal no es tan dramática como pensaba. Tengo pendiente escribir un post “Adiós pañal” donde os cuente mi experiencia, por si os puede servir.

4. Que mi marido es el mejor marido y padre del mundo. Paciente, cariñoso, detallista, padrazo, amoroso… Yo se lo digo siempre: Cada verano, me enamoro más de ti. Y esto no podía ser distinto.

5. Que no hace falta un “superviaje” para disfrutar de una buenas vacaciones. Nosotros nos hemos ido cerca, y ha sido un verano muy bonito, con experiencias que se quedarán en nuestras retinas y recuerdos.

6. Que mi familia es lo mejor del mundo. Mis padres, mis sobrinos, mis hermanas… Lo que me ayudan mis padres en todo, me animan. Tenerlos ahí, me aporta una seguridad tremenda.

7. Que mañana Gabriel empieza la guarde y yo estoy desde hace meses con el corazón encogido. Ayyy, decidme trucos para superar ese momento…

8. Que es verdad que en Septiembre quieres aprender cosas nuevas, empezar nuevos proyectos. De momento, he aprovechado el descuento del 15% de Hello Creatividad! y me he inscrito al curso de Caligrafía inglesa. Me apetece mucho. De momento, he escrito el nombre de mis nenes en un papel, con mi letra actual y quiero cuando termine el curso, ver mis avances y como soy capaz de escribir de nuevo sus nombres con ese toque british tan elegante y chulo.

9. Que cumplir años mola. Y este mes cumplo años, y lo celebro con una fiesta americana que ya os iré contando y enseñando por Instagram.

10. Que la vida son dos días. Que hay que disfrutarla a tope. Que hay que tomarse las cosas según la importancia que tengan, ni más ni menos, que hay que aprovechar cada momento que vivimos con nuestra pareja, hijos, familia, porque ese momento no se repetirá de la misma manera nunca más. Hay historias que he leído este verano que me han impactado mucho, muy dolorosas y realmente debemos aprender a mirarnos y ser conscientes de lo que tenemos, que seguro que es mucho más de lo que podamos imaginar.

Espero que hayáis tenido una feliz vuelta. Os espero por aquí. ¡Muacs!