6 días con Leo

Hoy os enseño unas fotos especiales. Son de la sesión Recién nacido que hicimos a Leo a los 6 días de nacer. Con Gabriel me quedé con ganas de unas fotos así, pero con Leo tenía claro que quería tenerlas si o si.

Conocí a Bea Pastor navegando por Internet. Busqué profesionales que hicieran este tipo de sesiones y que fueran de Valencia o alrededores. Y me topé con ella, y con sus fotos bonitas de su web. Me quedé enamorada de su estilo, su gusto, y no dejaba de imaginarme a mi nene fotografiado así cuando naciera.

Cuando la conocimos todavía nos gustó más, y supimos que habíamos hecho la elección correcta. Es un encanto. Se nota que ama su trabajo y sabe muy bien lo que hace y como hacerlo.

Leo se adelantó casi 3 semanas y cuando hablé con ella para decirle que había un pequeño cambio de planes, enseguida nos buscó un hueco para poder hacer la sesión. Bea tuvo mucha paciencia con Leo, porque tardó en dormirse, lo acunaba, lo acariciaba, hasta que se durmió y ya pudo trabajar bien.

Aquí podéis ver algunas de mis fotos favoritas de la sesión. También está Gabriel y la verdad es que me hizo mucha ilusión verlos juntos. Dos de las fotos de Leo, las elegimos para regalar como detalle en el Bautizo de Leo, y han gustado un montón. ¿Adivináis cuáles?

Leo1

Leo2

Leo3

Leo4

Leo5

¿Qué os han parecido? Yo me emociono cada vez que las miro, y ya tienen un lugar especial en nuestra casa.

Feliz semanita a todos. Muacs!

Descubriendo Monreve

Dentro de unas semanitas nos vamos de celebración doble. Celebramos el Bautizo de Leo y también el segundo cumple de Gabriel. Llevaba dándole vueltas sobre como los vestiría. Ya os comenté en este post que me gusta mucho vestirlos igual, con ropita adaptada al bebé y al niño.

Conocí a Monreve a través de Valencia PequeUniverso. En esas estaba yo buscando el look para mis nenes para nuestra celebración del año, cuando me acordé de ella. Descubrí su instagram y voilá, justo lo que quería!!!…

monreve3

Así es que, después de varios whats por fin nos pudimos conocer, a ella y a sus prendas. He de decir que Ainhoa es un encanto, una mamá práctica, todoterreno, que te aconseja perfectamente y por lo poco que conocí de ella, es cariñosa y se nota que ama su trabajo. Monreve es ropita hecha a mano, donde todo lo puedes personalizar a tu gusto: Tejidos, cuellos, faldas, camisetas, baberos, ranitas o culottes.

Ahí nos presentamos, con mis dos nenes y mis padres, y no pudo ser más agradable con los nenes y con mi familia. Nos enseñó la nuevas telas de primavera, que son preciosas y elegimos los dos conjuntos para mis peques. Leo llevará el trajecito de cristianar familiar, ese que han llevado mis hermanas, primos, mis sobrinos, Gabriel, y ahora le toca el turno a Leo, el pequeño de la familia, pero el conjunto lo he elegido para ponérselo durante el convite, para que esté más cómodo.

Os dejo algunas fotos de nuestra visita.

monreve1

monreve4

monreve6

monreve7

monreve5

monreve8

monreve9

Muchas gracias Ainhoa. Ya estoy deseando ver como han quedado los trajecitos.

Y a vosotros, os animo a conocer la marca y a Ainhoa. Un beso a todos. Muacs!

La llegada de Leo

Hola a todos. Vuelvo al blog, después de unos días conviviendo con el pequeño Leo, con dos peques en casa y después de pasar unas navidades que seguro no olvidaremos nunca.

Como no podía ser de otra forma, el primer post de este nuevo año se lo tenía que dedicar a Leo, nuestro pequeñín que dentro de poco cumplirá mes y medio.

leo1

Leo llegó por sorpresa. Mi fecha prevista de parto era el 21 de Diciembre, y el día 4 fue el día en el que por fin seríamos 4 en la familia.

Todo estaba fenomenal, de hecho ese día empezaba con monitores. Era mi semana 37 +4 días. Por la mañana rompí aguas, aunque no en grandes cantidades (como soy más de prevenir que de curar, llamé a la matrona y ella me tranquilizó…). Cuando llegamos a la consulta de mi ginecóloga para monitores efectivamente había roto aguas y además ya estaba dilatada de 2cm… “Ale, vete al hospital que hoy vas a ser mamá”.

Primera parada en casa a hacerme mi maleta (menos mal que la del pequeñín la tenía hecha), y después al hospital. Todo fue estupendo, muy rápido. Leo nació a las 19.45 horas, pesó 3.335kg y midió 50cm.

Leo2

Leo llegó en una fecha que me gusta especialmente:

Primero, porque todavía no hemos entrado de lleno en la Navidad.

Segundo, porque hay días festivos muy cerca para poder celebrar su cumple en familia.

Tercero, porque pudimos celebrar las navidades sin temor a un parto inminente. Además ya os comenté que la Nochebuena la celebramos en mi casa e imaginaros el caos que podía haber surgido si me hubiese puesto de parto ese día o días previos.

En definitiva, ya somos 4 en casa. No podemos estar más felices pensando en todo lo que nos queda por vivir con nuestros pequeños.

Leo está cada día más gordito y más guapo, y su hermano lo mira (de vez en cuando) y le da algún que otro besito (cuando quiere)…

Espero que hayáis tenido un feliz comienzo de año y nos seguiremos viendo por aquí, que tengo muchas cosas que contaros, aunque de momento publicaré una vez a la semana, hasta que pueda ir poniéndome al día.

Ya sabéis que podéis seguirme en Instagram, en twitter y Facebook.

Un besazo. Muacs!

Y llegó Diciembre…

Y por fin llegó Diciembre, el mes en el que, si sale todo según lo previsto, seremos 4 en casa. Me quedan unas 3 semanitas para salir de cuentas, casi casi en Navidad…¡A ver cuando decide asomar la cabecita el chiquitín!.

navidad7

Os cuento lo que hacemos y que este año, haremos en diciembre.

  • Escuchar villancicos. No suelo escucharlos hasta que empieza el mes… No me preguntéis el motivo, pero prefiero que ya estemos en el mes de la Navidad.
  • El puente de la Constitución ponemos el árbol, y decoramos la casa de Navidad.
  • Salimos a pasear porque me gusta el ambiente navideño y este año más, que la ginecóloga me ha dicho que tengo que empezar a andar, y entre semana no tengo tiempo, por lo que habrá que aprovechar los fines de semana.
  • Este año, ya he comprado casi todos los regalos navideños, por si acaso me pilla el toro.
  • Tengo pendiente comprar algunos detalles para decorar la casa, que ya tengo fichados. A ver si este finde puedo terminar las compras y así os lo enseño.
  • Ya tengo la bolsa del bebé hecha, por si tenemos que salir corriendo al hospital. Falta mi maleta y la de Gabriel, que tendrá que dormir con los yayos.
  • Esta semana ya empiezo monitores… A ver que me van diciendo.
  • La cena de Nochebuena está prevista en mi casa, pero todo depende del bebé en camino. Ya me imagino como en las películas, saliendo todos pitando al hospital con gorros de papá noel y diademas de reno, y en la mesa de mi casa todo preparado: El pollo relleno, las gambas, los quesos, turrones y el champagne. En mi familia ya tenemos un Plan B, para evitar sustos.
  • Mi casa ya huele a Gingerbread. Lo compré el año pasado y este año no podía faltar. Os digo que huele a galleta recién hecha y a Navidad.
  • Me hace mucho ilusión este año la Navidad, primero por Gabriel que casi tendrá 21 meses y ahora está en una edad preciosa, y segundo por Leo, que llegará a casa en una época bonita del año.

Bueno, empieza la cuenta atrás… Tic, tac, tic, tac… Os iré informando. Feliz lunes. Muacs.

Cosas que me pasan con 35 semanas

Hola. Esta semana es mi 35 semana de embarazo. Si todo sale como está previsto, me faltan 5 semanitas para la posible fecha de parto.

35semanas

La verdad es que me encuentro bien, pero el bebé es cada vez más grande, sus movimientos son cada vez más fuertes y ya se va notando la recta final. Os cuento algunas sensaciones y cosas que están pasando.

  • Cada vez que me levanto es como si mis ingles necesitaran contar hasta 3 para poder arrancar y empezar a caminar de manera normal.
  • La posición para dormir es cara / cruz o noches que solo cara. Quiero decir, lado izquierdo y lado derecho. O toda la noche lado izquierdo.
  • El pasado viernes, la tripa se me empezó a poner dura mientras caminaba. Dicen que son contracciones de encajamiento. Espero que sea así y el pequeñín no tenga prisa por salir.
  • Llevo semanas sin parar de lavar ropita del chiquitín, y sábanas, mantitas, peuquitos, arrullos, muselinas, preparar la minicuna, el cochecito del bebé, mis camisones y batas para hospital y casa, sujetadores de lactancia, cositas de aseo para el bebé… ¿Síndrome del nido? Pío, pío, pues creo que si.
  • Aunque tengo toda la ropita lista, todavía no me he preparado la maletita del hospital. Mi idea es hacerla a final de este mes, camino de la semana 37.
  • En el trabajo estamos a tope, con un proyecto que lanzamos pocos días antes de que yo salga de cuentas. ¡Madre del amor hermoso, qué proyecto tan hermoso!
  • A veces pienso que Gabriel pensará que su mamá es así, gordita, con barrigota.
  • Llevo haciendo dieta y pinchándome desde la semana 24, porque la curva larga del azúcar me salió un poco alterada, y mi ginecóloga ha querido controlarme para que  no se dispare. Cuando de a luz, quiero bombones y quesos de todas las clases.
  • En el primer embarazo dormía mi siestecita los fines de semana. En este ¿has dicho siesta? Con mi nene de casi 20 meses tenemos distracción todo el día.
  • Este año, si que si voy a anticipar más que nunca los regalitos navideños, amigo invisible y decoración de navidad, no sea que apuremos y no lleguemos a todo.
  • Además, celebramos la Nochebuena en mi casa. Si ya ha llegado el bebé, estaremos calentitos y si no pues al menos él seguirá calentito dentro de mi barrigota. ¡Mira que me gusta la Navidad!

Ya queda menos para que seamos 4, y empezar a vivir nuestra vida con dos peques.

Por cierto, después de ver la entrevista ayer de María Belón en Viajando con Chester, escuchar el horror que vivieron y el milagro de reencontrarse los 5, no dejo de pensar en mis nenes, en abrazarlos cada día, en besarlos y achucharlos, porque que queréis que os diga: La vida son dos días y hay que disfrutar y aprovechar cada instante.

A disfrutar del lunes y de todos los lunes del universo. ¡Muacs!

El hermanito de Gabriel

Hola!! Como sabéis, estoy haciendo el curso de Hello Creatividad Hello! Bloggin Pro (que por cierto, en Febrero lanzan la 2ª edición y os lo recomiendo si queréis darle al coco mañana, tarde y noche jajajaja). La verdad es que siento nostalgia porque quedan pocos días para que termine y estoy disfrutando un montón con él, aprendiendo muchísimo, conociendo a gente estupenda, descubriendo maneras de hacer las cosas distintas, y con muchas ganas de seguir mejorando para gustaros cada día más y más.

Este post es parte del curso, pero también parte de mi. De una personita que está creciendo en mi tripita, que en unos meses nos convertirá en una familia de 4, y que será el hermanito pequeño de mi querido hijo Gabriel.

Ya estoy de 32 semanas, con una barrigota redondita y prominente, con mi bebé que no deja de moverse, y con su hermanito mayor que aunque es pequeñín y no es muy consciente (tiene 19 meses), me desnuda la tripita, la besa y la acaricia como si supiera que ahí dentro, algo muy chulo está por venir.

Estamos muy felices, ultimando detalles para dar la bienvenida al nuevo peque y deseando que llegue Diciembre, porque van a ser una navidades diferentes, pero seguro que unas de las más felices de nuestras vidas.

No dejo de pensar en lo chiquitín que era Leo la primera vez que lo vimos, y en la personita que descubrimos en la última ecografía. Aprovechando un ejercicio del curso #helloblogginpro… ¿qué mejor que mostrar a nuestro chiquitín dentro de mi desde la semana 7 hasta ahora?

http---makeagif_com--media-10-29-2014-5B34Xw

¡Me emociona tanto verloooo! Ya va quedando menos para tenerlo entre nuestros brazos.

Espero que os haya gustado el post. ¡Feliz Jueves!

¡Ah! Y mañana os espero con el post de los viernes con nuevos descuentos y ventajas para que compremos más felicesssss los próximos días…. ¡Muacs!

Descubriendo Omini Baby&Kids

Descubrí Omini Baby&Kids unos meses después de enterarme de mi segundo embarazo y de saber que llevaba otro nene. Me hacía ilusión pensar en vestir a mis nenes con estilos similares, pero al pequeñín más de bebé, y a Gabriel, que tiene añito y medio ahora, con el mismo estilo, pero más de hermanito mayor.

Cuando entré en su web, me llevé una grata sorpresa porque encontré justo lo que buscaba. Mismos modelos en distintas tallitas, de manera que podía combinar colores, modelos, para los dos peques. ¡Mirad que cosas tan monas!

omini1

omini3

omini51

omini4

omini4

Durante este mes, he empezado a comprar ropita para mi segundo bebé, después de organizar lo que le sirve de Gabriel, así es que una de mis visitas imprescindibles era la tienda on line de Omini Baby&Kids.

Blanca es un encanto. Me aclaró todas las dudas que tenía sobre las tallas, me midió algún que otro jersey, me llamó por teléfono para darme su punto de vista, y la verdad hizo que mi compra fuera más segura y feliz.

Aquí os dejo mi selección.

ominigabriel

ominileo

Y así de conjuntados irán los dos.

ominigabrielleo

¿Qué os ha parecido la colección? ¿Es preciosa verdad? Y al natural todavía más. Estoy loca por estrenar todo y ver a mis peques la mar de guapos.

¡Feliz lunes! Y gracias por estar ahí. Muacs!

Hora de dormir… Zzzzzz!

El colecho es una práctica habitual en algunos países desde hace muchos años. Hoy en día se asocia a la crianza de apego,  que incluye esta práctica para obtener una crianza saludable y feliz.

Tiene sus pros y contras, pero en mi opinión, y respetando a todos los papás que lo hacen, yo no comparto esta práctica.

Hace poco leí un artículo que compartieron algunas bloggers en las redes sociales que reflexionaba sobre el orden de prioridades: ¿Dar siempre prioridad a las necesidades de tus hijos por encima de tu pareja o de ti misma? ¿Son nuestros hijos nuestra única razón de ser?

Sinceramente, ahora mismo no concibo nuestra vida sin mi hijo. Es pequeño y necesita de nosotros. Necesita que lo guiemos, le ayudemos, le marquemos normas, le hagamos reír, le consolemos… Pero yo opino, que somos una familia, pero también una pareja, y es por eso que mi hijo es importantísimo en nuestras vidas, pero mi marido también.

En realidad, creo que mi (nuestro) hijo, tiene que tener su parcela en nuestra vida. Nosotros y él, y juntos sumamos. Él tiene que tener su espacio, tiene que tener momentos para jugar solito, para andar a una distancia prudencial de nosotros, para subirse al tobogán mientras lo observamos, y que él sepa que estamos ahí hoy y siempre.

Cuando Gabriel nació, estaba en nuestra habitación, en su minicuna, cerca del lado de mi cama. Cuando se despertaba para la toma (la verdad es que no solía llorar), lo cogía, me lo ponía en el pecho, le ayudaba a expulsar los gasecitos,  le cambiaba el pañal y lo volvía a dejar en su cunita (casi siempre ya dormido).

Desde recién nacido, Gabriel no ha sido un bebé que durmiera mucho durante el día, casi siempre estaba con los ojitos abiertos. Igual con media horita de sueño varias veces al día tenía suficiente. A dia de hoy le pasa igual. No es un niño que duerma siestas largas de 2 horas o así… Suele dormir siestas de 45 minutos o media hora por la mañana y después de comer.

bostezo

Desde que nació, yo lo acunaba para dormir en mis brazos y una vez dormido lo dejaba en la minicuna. A los 2-3 meses empezó a dormir unas 4-5 horas seguidas, después dormía 6 horitas. Pero cuando nos acostábamos muchos días se despertaba, bien por el ruido el baño, bien por el ruido al moverte en la cama, bien por toser o estornudar. Teníamos que cogerlo y acunarlo para que se volviera a dormir y a veces le costaba más de la cuenta … Entonces a los 5 meses, Gabriel empezó a dormir en la cuna y en su propia habitación. Desde ese momento, empezó a dormir 10-12 horas seguidas. Se despertaba, se movía, pero él solito se volvía a dormir. El primer día que lo dejamos despierto en la cuna lloró. Fuimos varias veces a decirle que papá y mamá estaban con él. Lo acariciábamos y lo cogía para darle muchos besos. Nos volvíamos a ir y volvía a quejarse, pero cada vez menos… A los 2 días, dejó de llorar. Lo dejábamos despierto y poco a poco se iba durmiendo solito.

Lo que quiero decir es que en su cuna y en su habitación es cuando hemos notado que realmente descansa. En su espacio. Y nosotros también, porque nos acostamos cuando nosotros queremos (no cuando él quiere), porque lo vemos a gusto, haciendo sus horitas de sueño, descansando, y por las mañanas cuando lo llevamos a nuestra cama nos abraza, se tira encima de nosotros, feliz de haber pasado una buena noche (él y nosotros).

cuna

En mi opinión, tengo la sensación que compartir cama con un bebé o un niño para dormir, te hace estar alerta a sus movimientos y posiblemente no descanses lo mismo que junto a tu marido. Yo cuando el peque se mueve en la cuna en su habitación que está a unos metros de la nuestra, casi siempre me despierto… Es como un instinto que nos hace detectar que algo pasa y después comprobar que todo está bien.

Ahora que vamos a tener otro bebé, haremos lo mismo. Ojo, no por nosotros, sino por él.

Por favor, simplemente os cuento mi experiencia. Cada cual decide la mejor opción en sus vidas y todas y cada una de ellas son muy respetables. Nosotros sabíamos que muchas cosas cambiarían con un bebé, pero algunas no tenían porqué. Una de ellas era separarnos para dormir.

Simplemente espero que mi experiencia os haya servido. Y vosotros, ¿practicáis el colecho? ¿Os gustaría hacerlo? ¿Pensáis como yo que es mejor valorar otras opciones?

Gracias por estar ahí y leerme. Muacs!

Hermanito mayor

Desde que supimos que íbamos a ser papás de nuevo, Gabriel se ha convertido en el hermanito mayor. Cuando nos enteramos de la bonita noticia, nuestro nene tenía poco más de un año y era tan chiquitín, que nos hacía gracia imaginarlo como el mayor.

Leí hace tiempo un post del precioso blog Con Botas de Agua (en este caso de hermanas), que me gustó mucho. Así es que, me puse a buscar imágenes de hermanos con sus hermanitos, y me los imagino así a los dos, juntos, abrazados, riendo, tramando cosas, riñendo, llorando, quejándose el uno del otro, pero seguro que queriéndose muchísimo, contándose secretos, y echándose de menos en los momentos en los que no puedan estar juntos.

hermano3

hermano8

hermano7

hermano11

hermano10

hermano12

hermano4

¿Verdad que son chulas? ¡Me entran unas ganas de verlos juntos!…Pero para eso todavía faltan unos mesecitos.

Gracias por estar ahí y besos a todos. Muacs!

Una historia de amor ♥

La semana pasada fue San Valentín. Soy cero San Valentín, pero me gustan mucho las historias de amor. Os cuento la mía.

Cuando lo vi por primera vez sentí algo especial. Sentí que algún día sería mío. Soñé muchas veces con él. Deseaba tocarle, olerle, sentir su corazón, cogerle de la mano, besarle.

Él no sabía cuanto le quería, pero estoy segura de que algo sospechaba. A veces hacía gestos para que me diera cuenta que estaba ahí, que estaba por mi. A veces se movía, se estiraba, para que sintiera su fuerza. Yo escribía sobre él, pegaba fotos suyas en un álbum y le dedicaba palabras bonitas para que algún día entendiera como iba creciendo mi amor por él.

Recuerdo que allá por marzo de 2013 me dije a mi misma: De este mes no pasa. Tengo que decirle lo que siento. Necesito besarle, abrazarle, decirle lo mucho que lo quiero.

Pasaron los días. El seguía allí, en el mismo sitio, esperando el momento.

Una noche no dejé de pensar en ti. Cada 10 minutos tu cara asomaba en mis sueños. Aquel día era el día. Por fin escucharé tu voz, te hablaré cuando tu cara  esté cerca de la mía, te besaré hasta cansarme, te cogeré de las manos cada minuto, sentiré tu calor, tu olor, tu ternura.

Pasaron las horas. Todavía lo recuerdo, exactamente fueron 4 horas y 4 minutos. Cada vez estabas más cerca de mi. Y de repente apareciste, y escuché tu voz, y sentí tu piel y tu olor.

Aquel 24 de marzo de 2013 llegó a nuestras vidas nuestro bebé Gabriel. El amor que sentimos aquel día es difícil de explicar… El amor que siento cada día por él es inmenso e infinito.

Así es que… ¡Qué viva el amor!

945509_10200325761480878_1764911148_n